Thursday, August 23, 2007

¿Qué estoy haciendo?


No puedo quejarme. Me gusta mi vida y lo que hago, y en general me parece interesante... a mí.

Por eso la idea de compartir y actualizar mis detalles cotidianos por Internet con cualquier extraño que tenga el tiempo e hígado para leerlos me parecía peligrosamente parecido a un "Reality Show" personal y barato.

Eso pensaba yo de Twitter allá por julio del año pasado, cuando leí de este sitio por primera vez. Ahora, pienso diferente.

Para todos los que no lo saben aún, Twitter es (y traduzco textualmente del sitio): "Una comunidad global de amigos y extraños respondiendo a una simple pregunta, ¿Qué estás haciendo?"

Si todavía no te queda muy claro, te pongo otro ejemplo: Los usuarios de programas de mensajería instantánea como Windows Live Messenger acostumbran poner pequeñas frases junto a su nombre contando su estado de ánimo, algo que está pasando en sus vidas, la letra de una canción con la que se identifican en ese momento, o frases célebres que les hacen sentido de forma personal. Por ejemplo, tengo una amiga con la que no he hablado en años pero de la que sé toda su vida a través de frases de messenger: Nuevo novio, cambio de trabajo, compromiso, boda... nuevo cambio de trabajo. Todo en "tiempo real" y sin cruzar palabra o mensaje electrónico directo. Ese sentido de actualización voluntaria y pública, es parte de lo que trata Twitter.

Sin embargo no se queda ahí, Twitter es también parte Red Social como MySpace, Facebook
o (la más popular en centroamerica) Hi5, donde mucha gente que no tiene nada que hacer tiene un perfil con fotos, datos personales y una red de amigos y conocidos.

En Twitter también creas una cuenta con datos personales y vas agregando amigos. A este acto de agregar contactos, la interfaz de Twitter le llama "Seguir", y después de un tiempo dentro del sitio vas creando una lista de "seguidos" y "seguidores".

Esta red de amigos va creciendo según tú lo permitas, pero lo interesante es que generalmente "sigues" o "te dejas seguir" con base en lo que lees de las actualizaciones de las personas. Por ejemplo en este momento mi cuenta de Twitter cuenta con 73 "seguidores" y 81 "seguidos".

En mi caso, la mayoría de "seguidos" también son "seguidores", por lo que además de que diariamente tienen la oportunidad de leer los "whereabouts" de mi vida también puedo leer los de ellos. Y creánme, se puede llegar a conocer sobre la interesante vida (mucho más interesante que la mía) de muchas personas: Como el trabajo y la vida de familia del ex técnico de la Nasa y ahora Teniente Coronel del ejército de Estados Unidos: Dan Mosqueda (mosqueda), los breves pero interesantes comentarios de Lena (itzpapalotl), una blogger tica viviendo ahora en San Francisco, o las aventuras de Melissa Maples (melissamaples), una norteamericana fanática de las redes sociales en Internet viviendo en Turquía.

En este momento quizás te estarás preguntando si este "Micro-blogging" (como los ingeniosos y "nombra todo" gringos lo han denominado) tiene alguna utilidad más allá del subrepticio ejercicio de presunción cibernética... y creo que si la tiene.

Por ejemplo, puedes seguirle la pista a políticos como John Edwards, Barack Obama ó Fred Thompson (todos con cuenta de Twitter). O intercambiar comentarios con gurús de la Web como Robert Scoble, Chris Pirillo o Jeff Pulver. Y en mi caso, incluso seguirle la pista a mi héroe personal y maestro del planning publicitario Russell Davies.

Hoy por hoy, actualizar mi cuenta de Twitter se ha convertido en un hábito y quizás hasta en una adicción, pues cuando no lo hago a través de mi laptop (en cualquier lugar con conexión wi-fi) lo hago con mi celular desde un mall, la iglesia, el cine o hasta en una fiesta. (Eso sí, últimamente uso menos el celular, pues actualizar Twitter mientras se maneja ¡No es una buena costumbre!).

Justo en este momento, mientras lees este post, sólo tienes que buscar una ventanita naranja al lado superior derecho del blog para leer un "feed" directo de mis actualizaciones. Así que en el raro caso que te llegara a interesar el saber "¿Qué estoy haciendo?", sólo tienes que entrar a este blog.

De algo hay que estar seguro, desde su apertura en marzo del año pasado hasta hoy, el sitio sigue creciendo, y así como sucedió con el fenómeno de Youtube hace no mucho tiempo, todavía no hemos visto lo que Twitter puede llegar a ser.

Hay que estar pendientes. Por ahora los dejo, tengo que escribirle al mundo que acabo de terminar este post.

No comments:

Facebook Blogger Plugin: Bloggerized by AllBlogTools.com Enhanced by MyBloggerTricks.com

Post a Comment

 
Real Time Web Analytics